Factores, Velocidad Y Memoria Cache Del Disco Duro

disco duro

La elección de un buen disco para almacenar datos en nuestra PC tiene pocos secretos, pero exige tomar algunas decisiones importantes sobre el tamaño y la velocidad de la unidad.

El tamaño del disco duro es uno de los factores a los que más atención se les debe prestar, porque cuando se empieza a usar la PC, el espacio nunca parece ser suficiente. Aquí, todo depende de cómo se use la computadora. No es lo mismo utilizar una PC sólo como procesador de texto, que tener una gran cantidad de archivos MP3 más algún que otro video DivX. Las cosas empeoran si uno es adicto a los juegos (los títulos actuales ya vienen en DVD o, al menos, en un par de CD, debido al gran espacio que ocupan), y se tornan preocupantes si optamos por instalar dos sistemas operativos en una máquina.

Por casi el mismo precio, se puede conseguir un disco duro de 80 GB y 8 MB de memoria caché, o uno de 120 GB, pero con 2 MB de caché, lo que lo hace un poco menos ágil. Esta disyuntiva entre capacidad y velocidad se apodera de la mayoría de la gente que intenta comprar una solución de almacenamiento hoy en día.

VELOCIDAD DEL DISCO DURO

Al revisar los anuncios de disco duro, veremos que para cada modelo se indica un valor de RPM. Las RPM (revoluciones por minuto) no son ni más ni menos que la cantidad de vueltas que los platos internos de un disco pueden dar sobre su eje en el lapso de un minuto. La velocidad rotacional de un disco afecta en gran medida los tiempos de acceso y capacidad de transferencia de datos de las unidades. Usualmente, a cuantas más revoluciones giren los platos, más rápida será la unidad.

Los disco duro típicos tienen una velocidad de rotación de 5400 a 10.000 RPM, y los más usuales actualmente son los de 7200 RPM. Cuanto más rápida es la rotación, mayor es la tasa de transferencia de datos desde el disco duro hacia el motherboard de la PC, pero también aumentan la generación de calor y el nivel de ruido. No obstante, hoy en día nos encontramos con discos que funcionan con una suavidad sin precedentes.

LA MEMORIA CACHÉ DEL DISCO DURO

disco duro

Todo disco duro moderno tiene su propia memoria caché, variando en tamaño y tipo. Normalmente, la caché es usada en las operaciones de escritura y lectura. Almacena datos recientes, y los entrega rápidamente cuando son solicitados, lo que evita mover la relativamente perezosa mecánica de un disco duro.

Los tiempos de acceso de una memoria caché se miden en nanosegundos (ns), y los del disco duro (que involucra un accionamiento mecánico), en milisegundos (ms), lo que es una gran diferencia en velocidad.

Lo esencial que debemos saber al respecto es que la caché es buena: acelera considerablemente el disco, sobre todo en operaciones de lectura. Por esa razón, cuanto más grande sea la caché, mejor.

Los discos actuales incorporan entre 2 y 8 MB de caché. Como podrán intuir, la memoria es bastante cara, y los discos más costosos y rápidos son los que traen más caché.

FACTORES DECISIVOS

Veamos algunas cuestiones básicas que debemos tener en cuenta a la hora de comprar:

  • Generalmente, para los usuarios comunes, la interfaz S-ATA es la más apropiada, a no ser que tengan un motherboard que sólo acepte discos IDE ATA 133. Estos protocolos ya están integrados en virtualmente todos los motherboards.  
  • En cuanto a la capacidad, es recomendable comprar el disco más grande que podamos, pero atendiendo al precio por MB que ofrece. Hoy en día ya se consiguen unidades de 300 GB, pero la mejor relación de precio la ofrecen las de 200 GB.
  •  Si tenemos que optar entre dos disco duro de similar capacidad, nuestra elección debería guiarse por el tiempo de búsqueda más que por la tasa de transferencia o la interfaz utilizada. Más tarde notaremos la diferencia en el uso diario, especialmente si trabajamos con aplicaciones Windows.
  •  También se debe tener en cuenta la posibilidad de armar una configuración RAID, en la que dos discos pueden trabajar en conjunto como si fueran uno solo para el sistema operativo. En este caso, si el motherboard lo soporta, deberíamos comprar dos unidades de almacenamiento del mismo tipo (preferentemente de la misma marca).
  •  Las unidades de disco externas se deben considerar, dado que ofrecen gran versatilidad para distintos usos y ofrecen un desempeño idéntico al de los discos internos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.